FANTACIAS SEXUALES

El vestido es la capacidad de inventar cosas o situaciones mentales. Todo el mundo puede vestir (soñar) sobre situaciones diferentes: una máquina que utiliza un coche para comprar, un cuerpo después de la dieta y el ejercicio... Las fantasías sexuales, deseos o impulsos se externalizan inicialmente a través de la imaginación, donde la mayor parte se permite la censura y muy poco es parte de la trama, así que usted puede disfrutar de diversas situaciones sexuales más allá de la frontera de la realidad.

Su función principal es permitir que ciertos deseos sexuales en relación con la difícil realidad puede ser satisfecha, en calidad de sustitutos para la experiencia real, y ayudar a centrar sus sensaciones propio cuerpo y mejorar el conocimiento sexual. También cabe decir que la fantasía sexual es un condimento de la libido, el aumento de placer en la actividad sexual, siendo una forma segura de experimentar con el sexo.

Muchas fantasías sexuales se conviertan en realidad y muchos otros sirven como un estímulo para la relación sexual o porque la relación está caliente o porque quiere aumentar un poco más. Sin embargo, muchos trajes son como aparecen en negrita porque ignoran los límites que están en el otro lado: el SIDA y sus riesgos, el mejor amigo de la mujer, normas muy estrictas, la moral, la ética, la censura... Todo lo que queda fuera.

Así que tal vez es demasiado peligroso y riesgoso para poner en práctica todas las fantasías. ¿Lo que quieres no siempre es posible y, a veces es más saludable percibir esta barrera y no salir herido de cruzar los límites, el que cree que todo es válido y permitido. La identificación de lo que se puede aplicar y lo que debe permanecer en el reino de la fantasía sólo puede suceder cuando se tiene un buen sentido de sí mismo y su compañero (a) y los límites de la violencia sexual y emocional.

Permite la creación sin que se pegue en la censura, pero piensa antes de actuar. Use el sentido común y evaluar las consecuencias. Si los signos de advertencia, en sí contienen, ya que sigue siendo mejor que la fantasía en la imaginación. Si la señal es verde, puede seguir adelante y lo liberan de poner en práctica lo que alguna vez fue parte de lo virtual.

Recuerde, la fantasía no es algo malo o anormal, que no avergonzar y / o que requieren un socio. Ellos son normales, sanos y capaces de fortalecer la relación, el mantenimiento de la complicidad y la intimidad. Por otra parte, son capaces de aliviar la ansiedad, aumentar la autoestima, permitir que las emociones reprimidas y las percepciones y hacer frente a la rutina. El peligro no está en la fantasía, sino en la vergüenza y el miedo que puede acompañarlo.

Los sentimientos negativos no coinciden con la sexualidad plena. Si es apropiado tanto para la fantasía sirve para estimular, entretener y educar acerca de las preferencias, y revitalizar el sexo. Pero el temor de una mala interpretación por (a) compañero (a) y la educación represiva, limitar la imaginación y el deseo, lo que lleva a la cama en lugar de la fantasía de que un juez condenó a los viciosos, y sólo busca lo supuestamente aceptable. El acto de 'Fancy Food' puede ser considerado inapropiado para algunos, porque gran parte de la vida es racional y previsible, y la fantasía se aparta de los estereotipos y ser feliz.

Fantasía sexual y la Internet

La búsqueda de sitios eróticos está creciendo. La Internet ha democratizado el sexo con la posibilidad de presionar unas pocas teclas y van en contra de un mundo sin censura. La seguridad del anonimato que ofrecen las obras más emoción a la vida sexual de todas las edades. Los límites de dichos fines, entre los sanos y el vicio, son tenues.

Pero lo que caracteriza a la adicción es la falta de relación con los demás, usando sólo la fantasía virtual como una forma de deseo y placer. Por lo general, revelan la gente que tiene dificultades para relacionarse y se exponen. La intención es mejorar la vida sexual de fantasía y no esquivarlo.