COMO CONVENCER A LA GENTE Y VENDER SUS IDEAS

Vender ideas no es tarea fácil, a diferencia de un producto, una idea se puede sentir, oler o medir, no. La fuerza de ventas de sus ideas es su capacidad de persuadir de sus ventajas, beneficios y viabilidad.

El quid de todo el proceso de cambio es el punto en que sus propuestas serán evaluadas por personas con la autoridad y discreción. Sus ideas no sólo en función de criterios objetivos de evaluación de la viabilidad operativa, técnica y económica, sino también el control de diversos intereses y visiones y enfoques diferentes de los suyos. Poco importa que estas preocupaciones son legítimas o no, o si los enfoques son pertinentes o no, van a estar presentes y no puede ser ignorada.

 

Este es el momento en que se ponen a prueba sus habilidades de persuasión y negociación. Tener mucho cuidado y sin preparación es exagerado. Después de varios años de tratar con estas situaciones, me enteré de algunas cosas que me han ayudado a afrontar con éxito este reto.

 

1. Controles previos: En este momento usted es la persona menos adecuada para juzgar tu propuesta. Usted quedará encantado con sus ideas y esto puede empañar su capacidad de discernir. Presente su propuesta a un grupo de amigos y pedirles hacer un análisis crítico. En lugar de discutir con ellos, les piden sus puntos de vista y considerar con cuidado. Un poco de humildad le ahorrará la vergüenza después. Debilidades de trabajo y prepararse para responder a las preguntas acerca de ellos.

 

2. Audiencia: Conozca a las personas que deciden sobre su propuesta, sus preocupaciones, valores y lenguaje. ¿Quién es la clave de toma de decisiones, con quien puede contar con la defensa de sus ideas, ¿cuáles son los principales opositores. Puedes expresar los beneficios de su idea en el lenguaje de estas personas.

 

3. Empatía: Póngase en los zapatos de cada una de estas personas para entender cómo ellos entienden la situación, se verá afectado por los cambios. Esto no es estar de acuerdo con todos, pero para entender por qué y cómo reaccionar. Con estos conocimientos, se puede manejar sus objeciones y preocupaciones de una sincera, amistosa y leal. Sea firme en defensa de sus ideas, pero no pasar por alto las preocupaciones de aquellos que están en desacuerdo con usted. Si la victoria, necesitará el apoyo de todos en la aplicación de sus ideas.

 

4. Credibilidad: Durante su presentación, la gente se preguntara acerca de su dominio del tema y sobre la veracidad de sus declaraciones y datos. Se le oía con cortesía, pero sólo actúan si creen. Algunos consejos para asegurar su credibilidad:

 

Tenga cuidado y no suponer firmemente creo en mi.

Revise cuidadosamente sus datos y fuentes de información.

Diga la verdad, aunque duela, pero use todo su tacto.

No se esfuerce demás si no pasa el punto de credibilidad de los oyentes. Como dice el proverbio: ¿Quién quiere probar mucho, no prueba nada.

Señale las deficiencias y esto hará que todo lo demás se haga más creíble